En Bici Sin Edad – La Primera Vez

En Bici Sin Edad – La Primera Vez

La gran mayoría de nosotros tuvo la oportunidad de aprender y andar en bicicleta. Aquel momento, se transforma en un día significativo, dando inicio un sin fin de historias, recorridos por el barrio junto a los amigos, exploraciones, aprendizajes; poniendo a prueba nuestras destrezas y límites, mientras crecíamos.

Sin duda, las palabras “alegría”, “compartir”, “independencia”, “experiencias”, “historias”, vienen a nuestra mente al recordar los primeros paseos en bicicleta. Sin embargo, existe un grupo no menor de personas, que no recuerdan cuándo fue la última vez que montaron una o simplemente nunca lo han hecho.

Marina Figueroa (75 años) fue una de nuestras pasajeras en el evento inaugural del “Primer Bici Mambo” organizado por el proyecto social Activa tu Calle, el 22 de noviembre de 2015 y declaró, luego de un paseo en nuestro triciclo, a la revista Miel Magazine, “que es una linda experiencia, no me acuerdo cuándo fue la última vez que anduve en bicicleta y sentí el viento en la cara”… El ejemplo de Marina, es uno de varios.

En nuestra última actividad, las pasajeras Gertrudis (80 años) y Dionisia (66 años) – ambas tiene dificultad moderada de desplazamiento – nos contaron que nunca montaron una bicicleta en sus vidas; situación que nos hace revalorizar el impacto y potencial que tiene nuestro proyecto “En Bici Sin Edad”.

“En Bici Sin Edad”, se propuso que con un simple acto de generosidad, como lo es el pedaleo, las personas tuvieran el derecho de sentir el pelo al viento, experimentar la ciudad y naturaleza desde la bicicleta. Vivir nuevas aventuras, contar historias. Generar felicidad en nuestros adultos mayores, dando oportunidades para que sean parte activa de la comunidad. Construir puentes generacionales y reafirmar la confianza, respeto y apego en nuestra sociedad.

En la línea de desarrollo de nuestro proyecto, rescatamos profundamente el hecho de brindar la oportunidad de experimentar, un paseo en bicicleta por primera vez en sus vidas o que traten de recordar cuándo fue el último. Mientras charlamos con ellos, no podemos evitar ver sus rostros rebosantes de felicidad… Impagable.

La bici se convierte en punto de encuentro entre generaciones; nos sentimos intensamente felices de generar estas experiencias y ser parte activa de esta cadena social, lo que nos llena de energía, para el año 2016.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *